Stats

jueves, 28 de junio de 2012

¿Cerrado por vacaciones?

Aulas vacías, pasillos desiertos y un timbre que suena a silencio. Ha terminado el curso en Esclavas. Con previo aviso y sin alevosía. Anhelo de un verano que pasa pronto.  Merecido descanso por ambas partes. Leyendas urbanas sobre largas vacaciones y profesores. Preparación estival del nuevo curso que comienza.  Septiembre. Aulas, pasillos y timbre. Comenzamos.

Educar, Gabriel Celaya

Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca,
hay que medir, pensar, equilibrar,
y poner todo en marcha.

Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino,
un poco de pirata,
un poco de poeta,
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar,
mientras uno trabaja,
que esa barca, ese niño
irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestro propio barco,
en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada.




 

miércoles, 27 de junio de 2012

Palabras que dejan huella, nº 3

"Tú vives siempre en tus actos. Con la punta de tus dedos pulsas el mundo, le arrancas auroras, triunfos, colores, alegrías; es tu música.  La vida es lo que tú tocas."
Pedro Salinas.

domingo, 24 de junio de 2012

¿Existe...?

Primafísica nos visita hoy para compartir un texto que ha llegado a ella en el cual se pone de manifiesto que la incompatibilidad es cuestión de perspectiva.

"Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta:
- ¿Dios creó todo lo que existe?
Un estudiante contestó, valiente:
- Sí, lo hizo.
- ¿Dios creó todo?- preguntó el profesor.
- Sí, señor-respondió el joven.
El profesor prosiguió:  - Si Dios creó todo, entonces Dios hizo el mal, pues el mal existe y bajo el precepto de que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, entonces Dios es malo.
El estudiante se quedó callado ante tal respuesta y el profesor, feliz, se jactó de haber probado, una vez más, que la fe cristiana era un mito.
Otro estudiante levantó su mano y dijo:
- ¿Puedo hacerle una pregunta, profesor?
-Por supuesto- respondió éste.
El joven se puso de pie y preguntó:
- Profesor, ¿existe el frío?
- ¿Qué pregunta es esa? Por supuesto que existe, ¿acaso usted no ha tenido frío?
 El muchacho respondió: - De hecho, señor, el frío no existe.  Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío es, en realidad, la ausencia de calor.  Todo cuerpo y objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía. El calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor. Todos los cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe.  Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor.
- Y, ¿existe la oscuridad?- continuó el estudiante.
-Por supuesto- respondió el profesor.
- Nuevamente se equivoca, señor, la oscuridad tampoco existe.  La oscuridad es, en realidad, ausencia de luz.  La luz se puede estudiar, la oscuridad no.  Incluso existe el prisma de Nichols para descomponer la luz blanca en los varios colores en que está compuesta, con sus diferentes longitudes de onda.  La oscuridad, no. Un simple rayo de luz rasga las tinieblas e ilumina la superficie donde termina el haz de luz.  ¿Cómo puede saber cuán oscuro está un espacio determinado?  Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio, ¿no es así?  Oscuridad es un término que el hombre ha desarrollado para describir lo que sucede cuando no hay luz presente. Finalmente, el joven preguntó al profesor:
- Señor, ¿existe el mal?
El profesor respondió:
- Por supuesto que existe, como lo mencioné al principio. Vemos violaciones, crímenes y violencia en todo el mundo. Esas cosas son el mal.
A lo que el estudiante respondió:
- El mal no existe, señor, o al menos no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia de Dios. Es, al igual que los casos anteriores, un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios.  Dios no creó el mal.  No es como la fe o el amor, que existen como el calor y la luz.  El mal es el resultado de que la humanidad no tenga a Dios presente en sus corazones. Es como resulta el frío cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz.
Entonces el profesor, después de asentir con la cabeza, se quedó callado.
El nombre de ese estudiante era Albert Einstein."











lunes, 18 de junio de 2012

Palabras que dejan huella, nº 2

"Lo maravilloso de aprender es que nadie puede arrebatárnoslo."
B.B. King

"The beautiful thing about learning is nobody can take it."
B.B. King

jueves, 14 de junio de 2012

¿Sabes agradecer?

No, no me refiero a dar las gracias porque sí, porque te han hecho un favor, porque te han dado un regalo sin venir a cuento, porque te han prestado un paragüas justo cuando cae una lluvia repentina, porque te invitan a un café...  No me refiero a esos momentos que, por otra parte, nos alegran el día.  Me refiero al AGRADECIMIENTO, con mayúsculas, a aquellos que no esperan nada de nosotros pero que nos quieren a pesar de los pesares. A aquellos que nos hacen esta existencia más llevadera, desde la sombra y desde el silencio porque el brillo y la autopropaganda de lobienquelohagotodoylomuchoquetienesqueagradecérmeloporqueparaesolohago le quitan la esencia a cualquier gesto altruísta.  A aquellos que, de repente, nos preguntan: ¿qué te ocurre?, y nos dejan boquiabiertos al saber que alguien se ha dado cuenta de que realmente lo estás pasando mal. Y tú que creías que no eras importante y, de repente, eres especial.  Muy especial.  Y eso es de agradecer.

Hoy nos visita B.G. y su agradecimiento va para la vida, recordando una canción.  Para ella, sólo del agradecimiento surge la felicidad.

Gracias a la vida, Violeta Parra

 Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio dos luceros que cuando los abro
Perfecto distingo lo negro del blanco
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes el hombre que yo amo.

 Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído que, en todo su ancho,
Graba noche y día grillos y canarios,
Martillos, turbinas, ladridos, chubascos,
Y la voz tan tierna de mi bien amado.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado el sonido y el abecedario
Con él las palabras que pienso y declaro
Madre, amigo, hermanos y luz alumbrando,
La ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos,
Playas y desiertos, montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano,
Cuando miro al bueno tan lejos del malo,
Cuando miro al fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto
Y el canto de todos que es mi propio canto.

Porque de todo elemento,
el hombre es un creador
Víctor Jara

lunes, 11 de junio de 2012

Cuéntame cómo vives...

... no es para darte ningún consejo ni para poner mis puntos sobre tus íes.  No es para infiltrarme en tus historias ni para meter mis narices donde no me importa.  Pensé, quizás, que querías y no sabías bien cómo.  Cuando se trata de contar,  el espejo no escucha.

Cuéntame cómo vives, cómo vas muriendoGabriel Celaya

Cuéntame cómo vives;
dime sencillamente cómo pasan tus días,
tus lentísimos odios, tus pólvoras alegres
y las confusas olas que te llevan perdido
en la cambiante espuma de un blancor imprevisto.

Cuéntame cómo vives;
ven a mí, cara a cara;
dime tus mentiras (las mías son peores),
tus resentimientos ( yo también los padezco),
y ese estúpido orgullo (puedo comprenderte).

Cuéntame cómo mueres;
nada tuyo es secreto:
la náusea del vacío (o el placer, es lo mismo);
la locura imprevista de algún instante vivo;
la esperanza que ahonda tercamente el vacío.

Cuéntame cómo mueres;
cómo renuncias-sabio-,
cómo - frívolo- brillas de puro fugitivo,
cómo acabas en nada
y me enseñas, es claro, a quedarme tranquilo.

martes, 5 de junio de 2012

Carta de recomendación

Querido/a alumno/a ( alumnarroba):

Esta es mi carta de recomendación para ti.  Sé que no tiene nada que ver con la que me has pedido, pero déjame que intente algo distinto.  Permíteme que no se la dirija a esa persona en el servicio de admisiones de la universidad a la que quieres asistir, que se va a encargar de seleccionar los mejores expedientes. Esta vez, y sin que sirva de precedente, el destinatario eres tú. En primer lugar, hablemos de tu formación académica y repasemos esos puntos necesarios que te serán tan útiles en tu vida:  ¿has estudiado páginas y páginas y eres capaz de hacer un examen con los ojos cerrados?, ¿has acudido a tus clases, escuchado a tus profesores y tomado apuntes, sin dejarte ni una coma?  Si tus respuestas son afirmativas, entonces no has entendido nada.  Has fallado.  Estás suspendido en la asignatura más importante de todas: la curiosidad por lo que se aprende.  No son páginas lo que tienes que memorizar, ni miradas fijas a la pizarra y a tus profesores, atendiendo a lo que dicen y asintiendo con la cabeza.  Son preguntas que te surgen con cada explicación, nuevas obras que consultar al llegar a casa porque, simplemente, quieres saber más de un tema, de una frase o de un punto final, nuevas inquietudes literarias, matemáticas, musicales o, ¿por qué no?, astronómicas.
Ahora, hablemos de tu formación personal:  ¿has intentado ser el mejor de la clase?, ¿has sacado la nota más alta en doce de tus doce asignaturas?, ¿por fin superas a tus compañeros en la media de tus notas?  Si es así pero no has dedicado una mirada de apoyo, unas palabras de aliento y unas horas de clases particulares por amor al arte a ese compañero tuyo que no acaba de entender el análisis sintáctico o los vectores... has fallado otra vez.
Por todas estas razones, arriba mencionadas, te recomiendo que empieces de nuevo.

Atentamente,
Quien ha intentado enseñarte todo este tiempo que la curiosidad por aprender, el esfuerzo y el compañerismo te garantizan el mejor de los expedientes.

domingo, 3 de junio de 2012

Cookies and exams

Exámenes a la vista.  Trimestrales, para ser más claros.  Nervios, horas robadas al sueño, frases del tipo: no me va a dar tiempo/ llevamos mucha materia/ ¿dónde están los básicos, que no los encuentro?/ qué ganas de que llegue el verano/ si apruebo, ¿me compras un móvil último modelo, que sepa hacer la cama por las mañanas y quitar la mesa los fines de semana?...
Sólo hay una receta para terminar un curso con éxito: llevarlo todo al día y no dejar materia para el final. Así de simple. Eso y unas suculentas cookies de chocolate que te hagan más dulce el estudio.

Chocolate chip cookies recipe

Esta es una receta básica para empezar a hornear cookies y aficionarse a ello. Cada cual irá perfeccionando recetas de cookies y dando con la suya propia.  Esa, claro está, forma parte del patrimonio familiar y no se comparte nunca excepto con la degustación de las cookies ya hechas. Nunca se comparte la  receta.  Ya se sabe, no hay dos cookies iguales y el secreto está en el toque personal de quien las hace.

Ingredientes:

- 1 cucharadita de bicarbonato.
- 1 cucharadita de sal.
- 1 taza de cacao en polvo.
- 2 1/4 tazas de harina.
- 1 taza de mantequilla.
- 1/2 taza de azúcar moreno.
- 1 taza de azúcar blanco.
- 2 huevos medianos.
- 2 tazas de pepitas de chocolate o trocitos de chocolate (los famosos chocolate chips.)

Calentar el horno a 175º-180º C. Mezclar la sal, el bicarbonato y la harina.  En un recipiente distinto, ablandar la mantequilla y mezclarla con el azúcar moreno y el azúcar blanco. Posteriormente, añadir los huevos.  Incorporar, poco a poco, la mezcla de la sal, harina y bicarbonato.  Añadir los trocitos de chocolate para terminar de hacer la masa de las cookies.
En una bandeja para hornear, colocamos  papel vegetal especial hornos.  Hacemos pequeñas bolitas con la masa (del tamaño de pelotas de golf) y las colocamos en la bandeja separadas entre sí, ya que luego se expandirán.  Horneamos entre 8-10 minutos y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
YUMMY!!!!